Instituto Gemológico Español

La Pureza

Se entiende por determinación de la pureza en el diamante la valoración sistemática de las inclusiones que presenta. Por lo general las inclusiones que marcan el grado de pureza de un diamante se encuentran en su interior, pero en ocasiones los defectos externos también pueden influir, sobre todo si penetran en la piedra, rompen la simetría, perjudican el aspecto general y no pueden eliminarse con un repulido.

La observación de las inclusiones del diamante en el momento de efectuar la graduación de pureza debe hacerse siempre a diez aumentos. Generalmente en el ejercicio profesional se utiliza una lupa de bolsillo para apreciar la pureza de los diamantes. En el laboratorio sin embargo la determinación se realiza con un microscopio binocular bajo condiciones de iluminación especiales.

Es muy importante saber que la determinación del grado de pureza de los diamantes es extremadamente rigurosa. No es posible determinar con exactitud el grado de pureza de un diamante montado, pues la propia montura y la suciedad que suele llevar aparejada pueden enmascarar defectos de bastante importancia. Cuando no hay más remedio que hacer una determinación de pureza en esas condiciones, debe de indicarse claramente esa circunstancia, insistir en el carácter meramente orientativo, facilitar un mínimo de dos grados posibles y nunca asegurar que se trata de un diamante puro (grados FL-IF).

En cualquier circunstancia es muy importante también que la piedra esté bien limpia. La limpieza debe de hacerse con un tejido de algodón o nylon incoloro, que a ser posible desprenda “poco pelo”. Si no es suficiente puede lavarse en alcohol o tolueno. En el laboratorio se usan pinceles o “puas” para eliminar las partículas de polvo que suelen depositarse en su superficie.

Es muy conveniente observar la piedra primero a simple vista bajo una buena luz, dar un primer vistazo con una lupa de bolsillo y finalmente pasar a determinar el grado de pureza con exactitud con la lupa estereoscópica.

Hay que aprender y asimilar – quizás esto sea lo más difícil dada su subjetividad – las normas que hay que aplicar para adjudicar el grado de pureza correspondiente.

Escalas de Pureza

Al contrario que con el color, las distintas normas internacionales presentan bastante igualdad en la denominación de sus grados y en su determinación. Las principales diferencias entre las normas internacionales más reconocidas (GIA, ESCANDINAVA, CIBJO, HRD) para la graduación de la pureza del diamante, son debidas a distintos criterios aplicados especialmente a las inclusiones externas y a la terminología utilizada para algunos grados.

Las normas definen los defectos de pureza que pueden admitirse en cada grado o subgrado, y debido a la forzosa imprecisión de algunas definiciones, suelen complementarse con una colección de diagramas (dibujos esquemáticos) con distintos ejemplos. Sin embargo, aunque estos dibujos muchas veces sirven de ayuda, es imposible reflejar en ellos todas las muchísimas posibilidades que pueden presentarse.

Además de la descripción de la piedra, en los certificados se suele incluir un dibujo que refleja la posición de las inclusiones dentro de la piedra y las características superficiales que tiene.

Existen unos símbolos especiales que se emplean para este tipo de dibujos. Para las inclusiones internas se utiliza el color rojo y para las características externas el verde.

ESCALAS DE PUREZA
GIA IGE • ESCANDINAVA CIBJO • HRD
FL FL Loupe clean LC
Puro a 10x
IF IF
VVS1 VVS1 VVS1
VVS2 VVS2 VVS2
VS1 VS1 VS1
VS2 VS2 VS2
SI1 SI1 SI1
SI2 SI2 SI2
I1 P1 P1
I2 P2 P2
I3 P3 P3

Dibujo inclusiones

diagrama-graduacion-pureza-inclusiones-diamante

Dibujo de inclusiones de un diamante SI1 que tiene un grupo de pequeños cristales incoloros por tabla y dos fisuras por corona (rojo), una faceta extra en corona, un natural y un arañazo en culata (verde).

Los objetivos de este dibujo son los siguientes:

  • Facilitar la identificación de la piedra
    Es frecuente encontrar piedras de mismo peso y tamaño, así que en muchos casos solo el dibujo de inclusiones permite identificar un con toda seguridad el diamante.
  • Servir de base y justificación para el grado de pureza asignado
    Por ejemplo, si el diamante se gradúa como IF, no puede tener ningún símbolo dibujado en rojo.
  • Servir de justificante para el estado de la piedra a la fecha de certificación
    Por ejemplo, si un diamante certificado sufre algún daño en el proceso de engastado (fisuras, golpes, lascas superficiales, marcas de fuego), el propietario tiene un documento que refleja el estado anterior de la piedra.

A continuación presentamos algunos dibujos típicos para diferentes grados de pureza:

Socios profesionales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, visite el enlace para mayor información. ACEPTAR